jueves, 22 de septiembre de 2016

Copiando a Nike

Hola, ¡Feliz otoño!

Voy a enseñaros la chaqueta que quise copiar, creo que es un modelo de Nike pero no estoy segura, intenté buscar el dato y ya solo tenía las fotos. Son éstas:




Me gustaba la cremallera a un lado y que fuera más larga por detrás. Pero sin duda lo que más me gustaba era el agujerillo para meter el pulgar. Siempre que veía uno se me antojaba.




A la hora de hacer el patrón me di cuenta de que era un poco lío para mí. Los bolsillos coinciden con los cortes en el delantero. A ver si lo veis mejor en esta otra foto.




Por detrás lleva una jareta con elástico pero yo no se la puse porque prefería que el mío fuera suelto.

Y aquí os lo enseño. A falta de una buena planchada. No sé si se parece mucho pero tengo que decir que he aprendido un montón haciéndolo y que ha sido todo un reto. Gracias a Hilda que me ayudó.




Mi problema fue que me quedé sin tela y las mangas me quedaron cortas así que tuve que hacer el hueco para el dedo muy grande porque si no no me daba.


¿veis cómo tira?

Os la voy a enseñar cerrada. En las siguientes fotos en mi querido México, en Morelia, antes de volverme a España, qué buenos recuerdos.




No la forré porque con las prisas y tantas piezas no me daba tiempo. La tela es un punto finito que al tacto parece micropana. Es para estas épocas de entretiempo.




En la siguiente foto podéis apreciar el super agujero que hice, como me quedan cortas las mangas el dedo lo llevo fuera casi todo el tiempo.


A mi espalda, los Insurgentes


Creo que la va a usar más mi hija pero de momento os la enseño en RUMS.

A la que siga leyendo, deciros que aunque las noticias hablan de México como de un país sin ley y en el que pasan cosas horribles, yo doy fe de que la mayor parte de la población es generosa, amable y cálida como en ningún otro sitio donde yo haya estado.


domingo, 11 de septiembre de 2016

Vestiditos

Mis hijas crecen.

Hoy os enseño unos vestidos que les hice el pasado otoño.




Son dos vestidos iguales, solo cambia el tono de la tela y que a uno le puse mangas y al otro no.



Por detrás, cremallera invisible.




La característica principal de este patrón es que los pliegues del delantero no van rectos sino que se inclinan ligeramente. Le da gracia a la caída del vestido.




Mis hjas tienen 9 y casi 11 años y soy consciente de que este tipo de prenda no la van a usar mucho más tiempo.




¡Que la fuerza nos acompañe!, vamos a ver a otros MENUDOS.