miércoles, 20 de julio de 2016

Bikini por fin

En clase de elastano aprendí por fin a hacer bikinis y trajes de baño.

De momento aquí os enseño los dos que hice primeros. Seguro que en RUMS hoy hay más.

El método para coser que yo he seguido es el siguiente. Primero uno forro y tela con la máquina de coser plana. A continuación, coloco el elástico reduciendo la medida en un 15%, paso la remalladora y vuelvo hacia el revés para volver a pasar la máquina recta. Así queda un acabado muy pulido.




Este primer bikini tiene una braguita que a mí no me queda bien, me parece demasiado grande, como de señora de principios de siglo pasado. No os pongo fotos con relleno pero es así. Creo que lo cortaré para quitarle como la mitad de tela:)




La cosa es que en clase había que hacer primero este para después ya hacer los siguientes a gusto del consumidor.

El segundo ya está modificado y tengo que decir que estoy muy contenta con el resultado.



La braguita tiene delantero, trasero y dos laterales fruncidos. Creo que favorece mucho y no es difícil. Solo es necesario un poco de paciencia.

La parte de arriba me encanta. Os la enseño.




En realidad el patrón es un rectángulo doble al que se le ponen copas por los dos lados para que al girar la prenda nos queden bien colocadas. A ese rectángulo se le añaden dos trapecios unidos con una costura en el centro y ya está el sujetador. Lo peor para mí fue poner las varillas laterales.





En mi colofón en este maravilloso país, el último sitio que hemos visitado ha sido Playa del Carmen, en Quintana Roo, al lado de Cancún. Un sitio precioso que hay que conocer. Os dejo una foto en la piscina con esos estupendos colores azules.





miércoles, 13 de julio de 2016

Cosiendo encaje

En clase de técnicas de confección III, que es la dedicada a telas difíciles, he aprendido cosas de lo más variopintas.

Uno de los ejercicios era aprender a coser cremallera en tela de encaje, guipur o similar.

La tela que yo tenía no era muy agradecida para eso, era demasiado gruesa para trabajar con ella, pero aún así el resultado ha sido bastante bueno.


El truco para coser la cremallera es coserla primero en un bies para que sea esto lo que se cosa al encaje.

Las costuras de los hombros las he hecho con costura francesa y para el remate de sisas he vuelto a hacer uso del bies.

El resultado os lo enseño en dos entornos maravillosos, uno en el cráter de un volcán en el Valle de Santiago, lo blanco de lejos parece nieve pero es la tierra totalmente caliza.


El otro es en un pueblo mágico llamado Guanajuato. Todo el que llegue a México debe pasarse por aquí, merece la pena.




Bueno, espero que vuestro verano esté siendo productivo. ¿Lo comprobamos en RUMS?